Blog

El Gobierno de Maki Ortíz le otorgó contratos por $760 millones de pesos en menos de 4 años.

Las empresas Tracotamsa e Inmobiliarios Mexicanos, propiedad del reynosense Rolando Cantú Barragán, pasaron de ser de ser constructoras favoritas de gobiernos priistas a constructoras consentidas del Gobierno de la 4T.

En Reynosa particularmente, Cantú Barragán decidió invertir millones de pesos en la campaña del candidato a alcalde, Carlos Peña Ortiz, hijo de la alcaldesa Maki Ortiz Domínguez, quien en su administración le ha dado a Tracotamsa e Inmobiliarios Mexicanos, cerca de mil millones de pesos en contratos, muchos de ellos sin ni siquiera ser concursados.

Las dos empresas de Rolando Cantú, han recibido, tan solo entre el 2018 y el 2021 un total de 87 contratos de obras, desde pavimentaciones, rehabilitaciones de asfalto, hasta la construcción de un mega museo, que costará $147 millones de pesos.

En total, esos 87 contratos ascienden a 760 millones de pesos, por lo que se entiende el interés del empresario constructor en invertir en la candidatura del hijo de la Presidenta municipal de Reynosa.

La sombra de Rolando Cantú sobre la candidatura de hijo de la alcaldesa Maki Ortiz, pesa desde que, sin haber participado en un proceso interno, Carlitos Peña fue elegido como el abanderado de MORENA a la Presidencia municipal de Reynosa.

Existen reclamos, de los mismos militantes de MORENA, que indican que Rolando Cantú, por medio de la alcaldesa Maki Ortiz, habría pagado 15 millones de pesos por la candidatura de su hijo, demás de entregar distintas sumas a unos cuantos aspirantes de ese partido para evitar conflictos posteriores a su designación.

Adicionalmente, una hija de Cantú Barragán, Berenice Cantú, es candidata a regidora en la planilla de MORENA, otra razón de muchos pesos para que el empresario anhele el triunfo de la cuarta transformación en Reynosa.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *